Ideas creativas para personalizar tus puertas de armarios y agregar estilo a tu hogar

Renueva tu viejo armario de manera creativa y funcional

¿Quieres aprovechar mejor el espacio de tu habitación y darle un toque decorativo a tu armario?¡No busques más! En este artículo te enseñaremos cómo crear puertas correderas a medida para tu armario.

Cómo personalizar puertas de armarios

Escoge los materiales adecuados

Lo primero que debes hacer es medir el ancho y el alto de tu armario en tres puntos: en ambos extremos y al centro. Si hay diferencias en las medidas, escoge la medida menor para que la puerta no roce. En nuestra tienda encontrarás cincuenta acabados distintos de tableros para elegir, además de opciones de combinarlos con cristales, espejos o personalizarlos con pintura o papel.

Escoge el kit de perfiles y tiradores que más te guste y la guía para el armario que se adapte a tu medida. Para los perfiles, te recomendamos elegir tableros de 10 milímetros de grosor. Si deseas hacer una puerta tipo japonesa con varios paneles, disponemos de perfiles en forma de "H" y "I" con diferentes medidas.

Preparación de los materiales

En el servicio de nuestra tienda, solicita que corten los tableros según las medidas del hueco y tu diseño. Además, ten en cuenta el grosor real de los perfiles para asegurar un correcto ajuste. Marca y corta con una sierra de arco los perfiles para cada puerta. Si has optado por una puerta japonesa, encaja los perfiles según hayas previsto en tu diseño y golpéalos suavemente con una maza de goma para un perfecto ajuste.

Instalación de las puertas correderas

De acuerdo a las medidas que has tomado, marca la idea de deslizamiento superior y corta suavemente con una sierra de arco. Haz lo mismo con la guía inferior. Mide y marca los puntos a taladrar en cada guía de deslizamiento. Los orificios de los extremos deben estar a una distancia de 7 centímetros, mientras que los orificios intermedios deben estar a una distancia de aproximadamente 50 centímetros.

En la guía superior, debes alternar los orificios en ambos carriles para evitar dañar la nervadura central. Marca a 2 centímetros del canto y practica los taladros con una broca para metales. Gira la guía hacia arriba y con un avellanador hacia el acabado del orificio para que las cabezas de los tornillos queden bien embutidas sin entorpecer el deslizamiento de las puertas. Repite el proceso con la guía inferior, colocando los orificios un poco más adentro.

Si el material del armario lo requiere, coloca tacos en los orificios antes de atornillar las guías. A continuación, coloca los cuatro amortiguadores en la guía superior (uno en cada canal) y fíjala con tirafondos. Regula los amortiguadores con una llave. Luego, atornilla la guía inferior y coloca los carros en los ángulos inferiores de cada puerta. Para las puertas superiores, atornilla los carros en los ángulos superiores de cada puerta.

Por último, coloca los cepillos en los perfiles tiradores. Encaja una de las puertas primero en la guía superior y luego en la inferior. ¡Y listo! Ahora tienes unas puertas correderas a medida para tu armario, que aprovecharán mejor el espacio de tu habitación y aportarán un toque decorativo.

¿Estás buscando una forma original y funcional de separar espacios en tu hogar? El montaje de puerta japonesa puede ser la solución perfecta. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo llevar a cabo este proyecto de bricolaje.

Preparación y herramientas necesarias

Antes de comenzar con el montaje de la puerta japonesa, es importante que reúnas todas las herramientas necesarias. Aquí tienes una lista de elementos que necesitarás:

  • Largos y tornillos para fijar las guías a techo y pared del hueco
  • Flexo metro, lápiz y atornillador
  • Rocas avellana dor, masa de goma y sierra de arco para cortar metales
  • Taladro y brocas de pared
  • Guantes y gafas de protección

Paso a paso para el montaje

A continuación, te explicamos los pasos a seguir para llevar a cabo el montaje de la puerta japonesa:

  1. Mide y marca el lugar: Utilizando el flexo metro y el lápiz, mide y marca el lugar donde irán colocadas las guías en el techo y la pared del hueco.
  2. Instala las guías: Utilizando los largos y tornillos, fija las guías al techo y la pared según las marcas previamente realizadas.
  3. Prepara las rocas: Aplica la masa de goma en las rocas avellana dor y colócalas en los extremos superiores de la puerta japonesa para proporcionar estabilidad.
  4. Corta el metal: Utilizando una sierra de arco, corta el metal necesario para crear el marco de la puerta.
  5. Perfora la pared: Utilizando el taladro y las brocas de pared, realiza los agujeros necesarios para fijar el marco de la puerta a la pared.
  6. Coloca la puerta: Instala la puerta japonesa en las guías, asegurándote de que encaje correctamente y sea fácil de deslizar.
  7. Ajusta y verifica: Realiza los ajustes necesarios en caso de que la puerta no quede nivelada o no se deslice correctamente. Verifica que todo esté en orden.

Finalmente, disfruta de tu puerta japonesa

Una vez sigas los pasos anteriores, podrás disfrutar de tu nueva puerta japonesa. No olvides cuidarla y mantenerla para asegurar su durabilidad. Si tienes alguna duda o necesitas más información, no dudes en consultarlo con un profesional del bricolaje.

¡Atrévete a darle un toque moderno y funcional a tu hogar con el montaje de una puerta japonesa!

Cómo cambiar puertas con bisagras de un armario y montar puertas correderas Placard - Emuca

Artículos relacionados

Deja un comentario