Guía paso a paso para instalar suelo cerámico con matajuntas en tu hogar

Nivel de dificultad: dos martillos

Cómo instalar suelo cerámico a matajuntas

De fácil mantenimiento y muy resistentes, los revestimientos cerámicos resultan originales si los pones de forma distinta. La colocación a mata juntas aporta más ritmo a las líneas del suelo.

Materiales necesarios

Necesitarás:

  • Cerámica de tu elección
  • Imprimación de adherencia
  • Crucetas
  • Mortero cola
  • Polvo de juntas para suelos
  • Kit a cemento
  • Regla o mira
  • Lápiz
  • Rodillo de lana
  • Metro
  • Escuadra de albañil
  • Nivel de burbuja
  • Paleta
  • Cubo
  • Taladro con mezclador
  • Cubeta
  • Espátula dentada
  • Maza de goma blanca
  • Taco de madera
  • Cortador de cerámica o uno eléctrico
  • Lápiz graso
  • Punta de marcar
  • Amoladora con disco de diamante
  • Alicates pico de loro
  • Llana de goma
  • Esponja
  • Trapos y bayeta o fregona
  • Gafas de protección
  • Guantes
  • Rodilleras

Preparación de la superficie

La superficie debe estar limpia, saneada, seca y sobre todo plana. Raska las posibles asperezas, pasa bien la aspiradora y desengrasa con un producto alcalino o con un producto especial para limpiar cemento en superficies de hormigón.

Coloca una mira de 2 metros de largo y comprueba las posibles irregularidades. El máximo tolerado es de 3 milímetros debajo de la regla. Si se supera, será necesario nivelar el suelo.

Aplica una imprimación: vierte una gota de agua en el suelo y observa el tiempo que tarda en absorber. Se aplica la imprimación con rodillo y déjala secar según las indicaciones del fabricante. Si la gota desaparece en menos de un minuto, significa que el suelo es muy poroso. Elige una imprimación apropiada.

Colocación de la cerámica


1. Mezcla las baldosas de las distintas cajas para mitigar las posibles diferencias de color y tamaño.


2. Realiza las marcas de referencia:


3. Comienza marcando el límite de colocación en el umbral de la puerta. Coloca una baldosa a lo largo de esta línea central y a continuación dibuja en el suelo uno de los laterales de la cerámica con la escuadra. Comprueba que el inicio del trazado sea perpendicular y prolonga la línea hasta la pared opuesta.

4. Realiza una colocación de prueba, disponiendo una fila completa de baldosas enteras, intercalando crucetas cada vez, para reproducir las juntas. Comprueba la alineación con la mira y realiza una marca en el suelo a la altura de la última baldosa entera antes de la pared.

5. Marca una segunda línea perpendicular a la primera, desde esta marca localiza el punto de partida. Desplaza las baldosas hasta la mitad de una fila con respecto a la anterior, determinará la posición de la última fila de baldosas enteras. Esta será la primera fila que colocaremos.

6. A veces hay que colocar la cerámica a mata juntas en dos tercios o un tercio cuando las baldosas...

Preparación del mortero cola

Están abombadas ya que este sistema permite atenuar este defecto. Prepara el mortero cola mezclando el polvo y el agua según las instrucciones del fabricante.

Encolado de las baldosas

En la mira o regla, marca la línea que delimita la zona de colocación de la fila de piezas enteras. Al final de la sala, marca el cruce de los ejes con lápiz. Inmoviliza la regla en el suelo con cargas pesadas, por ejemplo, varias cerámicas, y retira las baldosas de prueba.

Extiende el mortero cola con la paleta en una anchura ligeramente superior a la fila. A continuación, estría la capa de cola con una espátula dentada para ajustar el grosor. A partir del formato 30 por 30 centímetros, también deberás encolar la parte trasera de las baldosas, aplicando una capa fina y lisa con la paleta.

Colocación de las baldosas

La primera baldosa colócala contra la mira y a ras de la línea de referencia. Con cuidado, aproxímalo al suelo encolado para que el primer contacto sea bien plano. Una vez en contacto, empieza a fijar la baldosa en la cola golpeando con la maza sobre un taco de madera para distribuir la presión. Cuando la baldosa esté bien asentada en su lugar, comprueba la posición con un nivel de burbuja y corrige si es necesario.

Tras la primera fila, coloca la siguiente baldosa según el mismo procedimiento, dejando un pequeño espacio para la junta. Coloca las crucetas y fíjalas de manera moderada. Sigue así hasta cubrir toda la fila de baldosas enteras a lo largo de la mira. Retira la mira y limpia la con la esponja. Vuelve a colocarla en la prolongación de la fila y termina la colocación. Aprovecha para retirar inmediatamente los posibles restos de cola de las baldosas. Comprueba que el revestimiento esté bien plano colocando la mira sobre la fila completa.

Desplazamiento entre filas

Empieza la siguiente fila desde la baldosa que se tiene que superponer al trazado central. Ubica el eje central de la baldosa y márcalo con un lápiz graso. Encola el equivalente de tres baldosas para colocar la que se superpone a la línea marcada y una de cada lado. Encola la parte trasera de la baldosa central y colócala haciendo coincidir la línea del lápiz graso con la línea de la junta de la fila anterior. Sigue así hasta completar toda la fila.

A medida que avanzas, limpia todos los restos de cola en la cerámica con una esponja húmeda y aclarada con frecuencia. Antes de que la cola haya terminado de fraguar, retira las crucetas a medida que avanzas en la colocación y marca los cortes para las baldosas que van junto a la pared. Coloca una justo encima de la baldosa de la última fila encolada. A continuación, coloca otra baldosa y deslízala hasta que esté a un centímetro de la pared. Marca la línea de referencia.

Guía para realizar cortes rectos en baldosas

Si estás realizando una tarea de bricolaje en tu hogar que requiere cortar baldosas, no te preocupes. Con un cortador de azulejos eléctrico, podrás hacer cortes rectos de manera sencilla y con gran precisión. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

1. Preparación: Coloca la baldosa en el cortador, asegurándote de que la marca esté alineada con la línea de corte de la herramienta.

2. Realización del corte: Coloca la rueda de corte en el borde superior de la baldosa y presiona de forma continua hasta llegar al otro extremo.

3. Cortes en ángulo: Si necesitas realizar cortes en ángulo, delimita el corte con un lápiz graso y marca la zona que debes retirar. Si es necesario, utiliza una amoladora y alicates para recortar.

Rejuntado de baldosas

Una vez que las baldosas estén colocadas, puedes proceder a rellenar las juntas para darle un acabado perfecto. Sigue estos pasos:

1. Preparación: Comprueba la superficie de las baldosas y elimina cualquier cola o partícula que pueda obstruir las juntas.

2. Aplicación del mortero: Prepara el mortero siguiendo las instrucciones del fabricante. Extiende una capa espesa sobre una pequeña área y utiliza una llana de goma para asegurar que penetre bien en las juntas.

3. Retirar el exceso: Rasca el exceso de mortero, pasando la llana en diagonal a las líneas de las juntas. El consumo de producto variará según el formato y la anchura de las juntas.

4. Alisado de las juntas: Cuando el mortero empiece a fraguar, utiliza un trapo seco para frotar suavemente en movimientos rotatorios. Después de 20 minutos, utiliza una esponja para alisar aún más las juntas.

5. Limpieza final: Al día siguiente, limpia el alicatado con agua y una baqueta o fregona. Si quedan restos en la superficie, utiliza un producto quita cemento específico para eliminarlos.

¡Y listo! Con estos sencillos pasos, podrás realizar cortes rectos en baldosas y rejuntarlas de manera profesional. No olvides tomar todas las medidas de seguridad necesarias y seguir las instrucciones de los productos utilizados.

🏡 Cómo INSTALAR SUELO PORCELANICO con SISTEMA DE NIVELACIÓN, imitación madera, Como solar una casa.

Artículos relacionados

Deja un comentario